Manzur se reunió después del horario del almuerzo con el ex jefe de Gabinete. El encuentro se concretó en la habitación 410 de la clínica y fue a pedido de Manzur, quien buscará lograr la reelección en su provincia este domingo. Antes había tomado un café con el diputado nacional de La Cámpora, Eduardo «Wado» de Pedro.

Durante la cita, ambos dirigentes debatieron sobre los comicios en Tucumán y discutieron sobre la realidad del noroeste argentino. Además, indicaron informantes de la reunión a Infobae, Fernández se comprometió a respaldar a Manzur en el último tramo de su campaña, en la que tiene como principal desafío imponerse sobre su principal adversario, José Alperovich.

«Hablamos del peronismo unido. Todos saben que es un amigo mío hace muchos años. Lo vi bien, fantástico, fuerte, con entusiasmo. Vi a un presidente preparándose para gobernar la Argentina en los próximos meses«, afirmó el mandatario provincial a la prensa, a la salida del centro de salud.

Algunas horas después del encuentro, Fernández publicó un mensaje de agradecimiento a Manzur en su cuenta de Twitter: «Gracias querido Juan por tu visita. Espero estar muy pronto en tu tierra y que la esperanza se siga desatando en cada rincón de nuestro país. Las tucumanas y los tucumanos saben que pueden contar conmigo. El domingo gana Tucumán y en unos meses vuelve a ganar toda la Argentina».

Son las últimas reuniones de agenda del ex jefe de Gabinete en el sanatorio Otamendi, que termina de hacerse estudios para estar a punto para afrontar su campaña presidencial camino a octubre. Este miércoles ya tiene el alta firmada por el médico Federico Saavedra y mañana dejará la clínica.

A tono con el clima proselitista, y tras recibir la recomendación de que pase la noche en la clínica para lograr su plena recuperación, Fernández intentará retirarse por su propios medios, subido al auto con el que asistió a la clínica. En definitiva, buscará mostrar que «se irá como llegó» y con buen estado de salud, indicaron fuentes vinculadas a su entorno.

En las últimas horas, el compañero de fórmula de la senadora Cristina Kirchner quiso despejar los rumores y especulaciones en torno a su estado de salud. «Estoy espléndido para alegría de unos y desgracia de otros«, aseguró en un reportaje desde el centro de salud.

El sanatorio Otamendi informó en su parte oficial que, tras los chequeos de rutina y realizar varios estudios diagnósticos, se le detectó una «inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegmentaria». Sin embargo, la clínica confirmó que el paciente presenta «buen estado general» y que estaba acompañado por su mujer, Fabiola, y su hijo.